Mensaje del Senador estadounidense, Mike Lee